Menú Cerrar

Diego Ricol: Hijos de la Sal es lealtad, familia y muerte

Diego-Ricol-Cine

La muerte de Evaristo traerá problemas para sus hijos María y Enrique luego de cumplir su última voluntad.

Diego-Ricol-Cine-venezolano
Diego Ricol: Mejor película venezolana de 2018

La película “Hijos de la Sal”, fue considerada la mejor película venezolana del 2018, siendo ganadora del premio como la mejor película en el Festival de Cine Venezolano, competición cinematográfica realizada en el estado Mérida, en la región Los Andes, de Venezuela.

La cinta está dirigida por los hermanos Luis y Andrés Rodríguez, creadores de películas como “La brecha del Silencio” y “Manos Mansas”, y cortometrajes como “El Hijo” y más de 40 cortometrajes que relatan historias bien escritas con personajes que demuestran la humanidad del mundo.

Fue escrita por Carlos Tabares y los directores, la música original es de Mike y Jim Durán, mientras que en la dirección de fotografía se encuentra liderada por Juan Lamata; cuenta con participación de las casas productoras: Centro Nacional Autónomo de Cinematografía, Fundación Villa del Cine, Factor RH.

Esta cinta fue filmada en el 2015 en los espacio naturales de Cumaraguas, en la Península de Paraguaná, estado Falcón, el cual cuenta con 220 hectáreas de salinas naturales, siendo el sector más explotado a nivel industrial y artesanal, siendo un verdadero espectáculo para quien lo visite.

El film relata la historia de María (María Alejandra Jiménez) y Enrique (Terry Goitía), dos adolescentes que viven en las salinas, quienes tras la muerte de su madre se tienen que enfrentar la muerte de su padre Evaristo, quien agonizando pide que incinere su cadáver atentando contra las costumbres de su pueblo.

El director de film Andrés Rodríguez, expresó luego de filmar que “Es una película muy perceptiva, muy sensorial, aborda temas difíciles, es una película que reta al espectador”, añadiendo que es una película del género ficción.

Diego-Ricol-Cine-venezolano
Diego Ricol: Una historia de reflexión sobre la lealtad familiar, la madurez y la muerte

Igualmente, Luis Rodríguez, añadió que la propuesta fílmica es totalmente sensorial, trasladando al espectador al centro de la historia:

“Es una película bastante dura, que te mueve, que te remueve, que te hace plantearte como distintas preguntas, es una película bastante sugerente.”

Finalmente este film encierra una reflexión sobre la lealtad familiar, la madurez y la muerte como espacio de transición.

Artículos Relacionados