Menú Cerrar

Diego Ricol Freyre: ¿Qué es la cuenta inolvidable de Banplus?

DRF-. La cuenta inolvidable de Banplus es la cuenta 0000-0000-00-0000000000; una veintena de ceros muy fáciles de recordar y que permite realizar colaboraciones para la Fundación Alzhéimer de Venezuela.

Esta iniciativa nació en el 2015, como parte del programa de responsabilidad social empresarial del banco Banplus y busca colaborar principalmente con los pacientes de alzhéimer atendidos por la Fundación.

¿Por qué colaborar?

Los pacientes de alzhéimer requieren un cuidado y atención especial que, muchas veces, los cuidadores, familiares y el entorno desconocen en qué consisten, de manera que los aportes realizados permiten no solo garantizar la calidad de vida de los pacientes que padecen la enfermedad, sino que ayudan con la formación y profesionalización de los cuidadores y el desarrollo de los programas de la Fundación como campañas de divulgación y orientación, capacitación a familiares de pacientes, programas de investigación y la tradicional Caminata del recuerdo.

¿Cómo colaborar?

Además de hacerlo a través de la cuenta de Banplus, también puedes colaborar directamente con la Fundación Alzhéimer a través de depósitos o transferencias:

Banplus. Cuenta corriente. 0174-0131-95-1314169663.

RIF: J-003046809.

Email: alzheimer.ven@gmail.com

Para saber más…

  • El alzhéimer no tiene cura, pero sí existen medicamentos que permiten retrasar los efectos de la enfermedad.
  • Aunque existen diversos factores que predisponen la aparición del alzhéimer como ser mujer, el tabaquismo, la hipertensión, la diabetes, la aterosclerosis o toda aquello que suponga el envejecimiento cerebral, cualquier persona está expuesta a padecer alzhéimer y el riesgo aumenta a partir de los 70 años.
  • Lo más recomendable para iniciar su diagnóstico es estar alerta ante los cambios de comportamiento, olvidos frecuentes, desorientación de lugar, tiempo o persona.
  • Una vez que se determine que el paciente sufre de alzhéimer, es necesario instruirse sobre la enfermedad y motivar al paciente para realizar rutinas de ejercicios cardiovasculares y sesiones de actividad intelectual como armar rompecabezas, resolver sudokus o leer.

Diego Ricol

Por Diego Ricol Freyre