Menú Cerrar

Mañana conmemoramos el natalicio de la “Guitarra de Venezuela”, Alirio Díaz

Diego Ricol Freyre - Alirio Díaz

Este sábado, 12 de noviembre, conmemoramos el natalicio de uno de los más grandes guitarristas clásicos venezolanos, quien además fue muy distinguido en el ámbito internacional junto a Antonio Lauro, Rodrigo Riera, Raúl Borges, José Rafael Cisneros y Luis Zea; nos referimos a Alirio Díaz, el maestro de la música, conocido también como la “Guitarra de Venezuela”.

Alirio Díaz nació en el Caserío La Candelaria, en el estado Lara, y formó parte del seno de una familia campesina junto a sus ocho hermanos. Desde muy pequeño mostró inclinación por la música y la cultura, y luego de terminar sus estudios académicos en Carora, se mudó a Trujillo donde formalmente inicia su carrera musical y se enamora del instrumento con el que lo conocerían poco tiempo después: la guitarra.

Diego Ricol Freyre

Mientras aprendía música con el renombrado maestro, compositor y director de orquesta, Laudelino Mejías, tuvo que realizar oficios muy disímiles para ganarse la vida; desde tipógrafo, mecanógrafo, corrector de pruebas periodísticas, hasta guitarrista popular. Sin embargo, eso le otorgó la experiencia que necesitaba para trasladarse a Caracas, para profundizar en sus estudios de guitarra.

A los 22 años ingresó a la Escuela Superior de Música José Ángel Lamas, y no sólo tuvo destacados tutores, como Vicente Emilio Sojo, sino que trabajó con el autor del Alma Llanera, Pedro Elías Gutiérrez. Realizó recitales y su música era muy sonada en la radio. Con mucha rapidez se convirtió en un guitarrista muy virtuoso y popular a nivel nacional.

Diego Ricol Freyre

A partir de 1950, viajó a España y se preparó en el Conservatorio de Música y Declamación de Madrid. Hizo presentaciones en esa ciudad, en Barcelona, Valencia y Granada. Y al conocer Italia, la convierte en su segunda patria, dedicándole gran parte de su vida tras enamorarse y formar una familia.

Díaz viajó por Europa junto a artistas como Estévez, Kostelanez y Frubek, y dio a conocer su estilo llevando sus orígenes latinoamericanos y venezolanos al tocar la música popular y tradicional de su país. Y con el tiempo, empezó a ser considerado como uno de los maestros más brillantes del mundo.

La “Guitarra de Venezuela”  murió el pasado 5 de julio, a sus 92 años de edad, y su legado y pasión por la música seguirán siendo celebrados y aclamados por nosotros los venezolanos.

Por Diego Ricol Freyre.

Artículos Relacionados